DSC_0129

Las pequeñas reformas revalorizan las viviendas en un 20%

En lo que llevamos de año, 30.000 viviendas españolas han realizado reformas como cambio de pavimento o reforma de cocina o baño y han revalorizar su vivienda un 20%

Actualmente, cerca del 70% de las viviendas de segunda mano que se compran pasan antes o después por una reforma, bien para hacerlas más habitables o bien para venderlas. Esto ha propiciado que desde 2013, año en que el volumen de reformas empezó a ascender, el gasto de las familias en mantenimiento y reforma de los hogares ha crecido un 18,2%, pasando de los 701 euros hasta los 829 euros de 2016, según los datos de la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac). No obstante, estas cifras todavía está muy lejos de los niveles previos a la crisis, pues entre 2006 y 2015 el gasto familiar en reforma descendió un 35%.

Si analizamos el gasto destinado a reformas por comunidades autónomas, las familias de Castilla y León, Baleares y Comunidad Valenciana fueron las que, en valores absolutos, más gastaron en reformar sus viviendas el pasado año. En concreto 1.049 euros, 1.004 euros y 975 euros de media, respectivamente. Según los datos del marketplace en el sector de las reformas y reparaciones, habitissimo, los trabajos que más solicitan los españoles en 2017 son los de reformas en viviendas (30.000 presupuestos en lo que llevamos de año), incrementando un 57% si lo comparamos con las mismas fechas que en el año 2016. Y es que actualmente, la reforma supone el 80% de la actividad del sector de la construcción, pues solo el 15% de los trabajos se realizan en pisos de obra nueva.

Hay que tener en cuenta que la revalorización de una vivienda va asociada a dos factores: el aumento del pedigrí de la zona en la que se sitúe y sobretodo la calidad de sus interiores. Para ello, habitissimo ofrece una serie de mejoras que pueden revalorizar la vivienda hasta un 20% más.

Una de ellas es la renovación de paredes y suelos desgastados. El peor enemigo de una vivienda es un mal suelo o unas paredes destrozadas.”No importa que tus muebles estén bien, o que dependencias como el baño no estén “mal del todo”. A la hora de comprar una vivienda, el suelo y las paredes son la carta de presentación” declaran los expertos de habitissimo. En el caso de que el pavimento de la vivienda esté muy deteriorado, se deberá cambiar. En el mercado existen diversas opciones que permiten hacerlo sin necesidad de retirar el material anterior y que conllevan un menor coste. Un ejemplo son los suelos continuos tipo microcemento o resina epoxi, o bien los suelos laminados, que imitan la madera a la perfección y que pueden colocarse sin problema en zonas húmedas. En cuanto a las paredes repara la existencia de goteras o humedades y quitar el gotelé. Las casas con paredes lisas son siempre mucho más atractivas que las casas con el antiestético gotelé.

La cocina y los baños son dos estancias imprescindibles en una vivienda, por ello invertir en ellas es, por tanto, una inversión inteligente. El precio medio de reformar una cocina es de 3.417 euros, según los trabajos registrados en el portal habitissimo. Por otro lado, la reforma completa de un baño tiene un coste medio de 1.567 euros según los presupuestos registrados en este mismo portal, aunque estos precios pueden modificarse siempre dependiendo de las calidades elegidas.

Por otro lado, hay viviendas que se rigen por una distribución antigua, con espacios desaprovechados que no acaban de adaptarse, por ello la mejor forma para hacer que la vivienda se revalorice es, directamente, cambiar la distribución.

Además de una vivienda amplia lo que se demanda en el mercado son viviendas que estén perfectamente aisladas. Viviendas con ventanas de calidad que sean capaces de aislar del frío y del calor. También puedes incluir domótica, como los termostatos inteligentes que permiten regular la temperatura de la vivienda a la vez revaloriza el valor de la vivienda.

http://www.elperiodicodelazulejo.es/noticias/actualidad/pequenas-reformas-revalorizan-viviendas-20_4338.html

reforma chalet masnou final 9

6 razones para invertir en aislamiento térmico

En nuestro país existen alrededor de 20 millones de viviendas provistas de aislamiento térmico deficiente. Algunos de estos edificios carecen del aislamiento adecuado por ser antiguos, otros simplemente por ahorro a la hora de su construcción. En cualquier caso, se trata de un tema que no salta a la vista (aunque puede notarse en el bolsillo), por lo que muchos no le dan la importancia que merece, o piensan que lo importante es contar con un buen sistema de calefacción. Sin embargo, cuando alguien tiene frío lo primero que hace es abrigarse ¿Verdad? Lo mismo sucede con tu vivienda.

A continuación vamos a darte 6 poderosas razones por las que el aislamiento térmico de tu vivienda es una buena inversión, te contaremos qué beneficios te va a reportar y cómo puedes financiarla fácilmente.

1- Ahorro en la factura de la calefacción

Quizá el punto más importante, una cuestión que seguramente te ronda la cabeza mientras lees este post. Es uno de los principales gastos de un hogar, unos 1.132 euros en calefacción de media por hogar al año. Si contamos con que un 30% de esta energía se escapa por las partes mal aisladas nos encontramos con cerca de 400 euros al año de ahorro si aíslas tu casa adecuadamente. Esto supone acabar con una sangría que te está haciendo despilfarrar un tercio de tu presupuesto anual en calefacción.

2- Vivienda más eficiente

Sin embargo, el ahorro final es mucho mayor, de un 30 hasta un 75%, pues una vez que la vivienda está correctamente aislada la cantidad de energía necesaria para mantener la temperatura interior es menor. En otras palabras, tu casa será más eficiente energéticamente, algo muy importante hoy en día con una conciencia del aprovechamiento de los recursos creciente. Una vivienda bien aislada, además, obtendrá una mejor calificación energética.

3- Reducción del ruido

El uso de aislamientos térmicos supone también una mejora del aislamiento acústico en la mayoría de los casos. Materiales como la lana de roca o las ventanas de doble acristalamiento son a la vez aislantes térmicos y acústicos, por lo que su empleo repercutirá en ambas características del inmueble. De esta manera ganarás directamente bienestar y confort general para la casa.

4- Múltiples opciones para elegir

Por suerte o por desgracia nadie se pone de acuerdo acerca de qué tipo de aislante es el más adecuado y todos tienen sus pros y contras. Esto hace que exista en el mercado una enorme variedad de materiales disponibles para todos los bolsillos y gustos. Desde la común lana de roca hasta los costosos materiales termorreflectantes, pasando por el poliestireno expandido o los aislantes decorativos… Hay muchísima variedad y cada persona puede buscar hasta encontrar la opción que más se ajuste a su proyecto y capacidad económica.

5- Puedes ganar nuevos espacios

Emprender un proyecto de aislamiento térmico en tu hogar puede hacerte ganar mucho más que bienestar y ahorro en las facturas, puede hacerte recuperar espacios que antes no usabas o que considerabas poco habitables. Desvanes y buhardillas, por ejemplo, son lugares destinados a ejercer la función de barrera térmica en el techo de las viviendas, por lo que suelen quedar en desuso o limitados a una función de almacenaje. Con un correcto aislamiento del techo es posible insuflar nueva vida a estos espacios, ganando una nueva estancia para tu casa.

6- Fácil financiación

Como decíamos, debes pensar en el aislamiento térmico de tu vivienda como una inversión en lugar de un gasto. Más aún con todas las ventajas que hemos expuesto hasta ahora. Hemos visto como, de media, los hogares pagan 1.132 euros al año en calefacción, de los cuales se puede llegar a ahorrar hasta un 75%. Es decir, podrías llegar a ahorrar hasta 850 euros al año.