reforma chalet masnou 4

Barcelona crea ayudas para rehabilitar el interior de pisos

El Ayuntamiento de Barcelona extenderá las ayudas a la rehabilitación de edificios y a la reforma del interior de los pisos, unas subvenciones que hasta ahora no otorgaba el consistorio. Sí las da la Generalitat, pero no en la capital catalana. Son ayudas para hacer reformas que permitan conseguir la cédula de habitabilidad, mejorar la accesibilidad o el aislamiento térmico o acústico, una convocatoria que se publicará en los próximos días.

Los responsables de vivienda del consistorio presentaron ayer la apuesta del actual gobierno por la “rehabilitación urbana”, un plan que prevé gastar 236 millones de euros en cuatro años para rehabilitar edificios, pisos y espacios urbanos. De estos, 56 millones son partidas nuevas. La teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, describió el plan como una apuesta para “mejorar la calidad de vida” de los vecinos, reducir las desigualdades entre barrios, fomentar la ocupación e “iniciar la transición energética”.

El ejecutivo de la alcaldesa Ada Colau quiso dar visibilidad al PSC, con quien espera cerrar un acuerdo de Gobierno en los próximos días, y en la presentación participó el concejal socialista Daniel Mòdol. Arquitecto de profesión, argumentó que la de ayer no fue la primera vez que presenta iniciativas junto a Sanz, pero que su presencia se inscribió “en un diálogo mucho más amplio que no se acota al urbanismo, sino que tiene que ver con un futuro acuerdo de gobierno”. Mòdol también subrayó que una de las condiciones del PSC para pactar un acuerdo es un plan de creación de 30.000 puestos de trabajo, de los cuales un tercio se podrían crear con la rehabilitación.

De los 236 millones, 80 irán al parque privado de viviendas, en forma de ayudas que permitirán llegar a 80.000 pisos; 33 al parque público, una partida que Sanz dijo que es innovadora, y 123 a rehabilitar espacio público mejorando calles, paredes medianeras o azoteas, espacios singulares o comercios de interés. De hecho, las partidas nuevas son 56 millones: 23 más para rehabilitar el parque privado y los 33 destinados a los pisos públicos.

El concejal de Vivienda, Josep Maria Montaner, destacó que intentarán dar a conocer las ayudas para que lleguen a los barrios de rentas más bajas, donde los vecinos apenas pagan el alquiler o la hipoteca. “Seremos proactivos”, ha dicho Montaner. También habrá subvenciones específicas para los barrios del Turó de la Peira, Baró de Viver, o las calles de Sant Ramon y Robadors (en el Raval).

El gobierno también pretende, a través de las ayudas a la rehabilitación, aumentar el parque de pisos de alquiler social. En este sentido, se explorarán todas las fórmulas posibles, explicó Montaner: desde pagar obras de hasta 15.000 euros y que el propietario ceda el piso a la administración, hasta ejecutar techo edificable no que no se ha construido, siempre que el planeamiento lo permita.

vía/elpais

Sin título

Barcelona construirá pisos sociales de madera

En la ciudad ya hay tres edificios sostenibles construidos con este material y otro en marcha

 

Barcelona tendrá 46 pisos sociales construidos con madera. Estarán en el recinto industrial de la antigua Fabra i Coats, en el distrito de Sant Andreu, y se construirán dentro de una de las naves, la que se utilizó como almacén, en la calle de Parellada.

No serán los primeros pisos de madera de la ciudad. Hace un año que este material ha comenzado a entrar en la ciudad, donde desde el pasado verano hay una unifamiliar de cinco alturas en Gràcia, un edificio de pisos turísticos en el Poble-sec, un equipamiento municipal y otros dos proyectos en marcha: uno es un edificio plurifamiliar de cuatro viviendas en Sants y el otro, la cooperativa de viviendas en cesión de uso sobre suelo municipal de Can Batlló: el proyecto La Borda, de 28 pisos.

Los pisos sociales de la Fabra i Coats los impulsa el Patronato Municipal de la Vivienda y los firma el despacho de arquitectos Roldán-Berengué. El primer proyecto para este espacio era de 2008, la inclusión en la nave de un espacio para la Colla Jove de los Castellers de Barcelona obligó a los arquitectos a cambiar los planos iniciales. Fue entonces cuando decidieron apostar por la madera. “Queríamos tocar lo mínimo el edificio existente y estudiamos el sistema más ligero, además de que nos interesa su origen orgánico y la eficiencia energética que aporta”, cuenta Mercè Berengué.

Los pisos se ubicarán dentro de la nave en cuatro alturas diferentes y darán a las dos fachadas, aunque no llegarán a tocarlas, para facilitar el proyecto y mejorar el aislamiento de los pisos. Berengué también explica que al tratarse de un edificio catalogado, si alguna vez “se decidiera desmontar las viviendas, sería mucho menos complejo”. El concejal de Vivienda, Josep Maria Montaner, confirma que las obras arrancarán en septiembre de 2016.

El primer edificio en altura de Barcelona fue la casa de Vallcarca, propiedad de una pareja de empresarios. “Por el mismo precio tienes mejores prestaciones y un aislamiento mucho mejor que permite ahorrar mucho en las facturas”, cuenta el propietario, que prefiere que no figure su nombre. La cimentación de la casa es de hormigón y es de madera desde la planta baja.

La vivienda la levantó la empresa House Habitat, creada en 2010, justo cuando Europa reguló sobre el consumo energético de la industria y la construcción, explica Pere Llinares, uno de los socios. La firma ha levantado un centenar de unifamiliares y ahora ha entrado en las ciudades. “Rapidez, control de costes, bajo consumo, un confort técnico y salud” son las claves de la construcción en madera, dice Llinares, que precisa que estas viviendas son “un 10% más costosas”.

En Sants, el promotor Ariel Bercovich promueve cuatro viviendas de madera en una obra de rehabilitación que mantendrá la fachada. “Es rápido, ligero, más sostenible, técnicamente tiene numerosas ventajas respecto a la construcción tradicional”, afirma del proyecto que firma el arquitecto Pau Benach. “Siempre es más cómodo hacer lo tradicional, toda innovación conlleva una forma distinta de hacer. Exige amplitud de miras”, concluye sobre su apuesta.

LA BORDA, EN CAN BATLLÓ, TAMBIÉN SERÁ DE MADERA

Barcelona construirá
pisos sociales de madera
Sección de la futura cooperativa de viviendas La Borda, que firma el despacho La Col La Borda

La Borda, la cooperativa de viviendas en cesión de uso levantada sobre suelo municipal en Can Batlló, en el barrio de Sants de Barcelona, también será de madera. Así lo han decidido los socios del edificio, que tendrá 28 viviendas y cuatro plantas en un lado y seis en otro. Lo cuenta Pol Massoni, arquitecto de la cooperativa LaCol y socio de La Borda. Como los otros proyectos de madera en altura que se han construido en Barcelona, tendrán los cimientos de hormigón y serán completamente de madera desde la cota cero, la de calle.

“Será un edificio muy modular”, explica Massoni, en el que podrá haber “menos paredes, porque los muros internos te los proporciona la estructura”. ¿Y por qué madera? “La Borda como obra nueva tenía que ser muy diferente de la convencional y con mínimo consumo e impacto ambiental”, argumenta.

VIA/elpais.com

tarjeta

CRG CON EL PROYECTO T-MOBILITAT

CRG ( Construcciones reformas Galicia 2010) empieza nuevo proyecto muy interesante y con muchas ganas, esperamos poder  tener una gran participación. Os dejamos la explicación de como funcionará en breves el transporte Público

Así nos moveremos en transporte público

Dentro de poco cambiará radicalmente la forma en que los usuarios utilizan el transporte público. Primero en Barcelona y más tarde en toda Cataluña se impondrá una nueva tarjeta de transporte que funcionará de acuerdo con la movilidad real de cada ciudadano, sin necesidad de recurrir a títulos de transporte múltiples.

T-Mobilitat es un nuevo sistema de transporte que permitirá calcular el precio del transporte público de manera personalizada. Es decir, cada usuario pagará en función de sus rutinas de transporte, de los kilómetros recorridos y de la frecuencia con que utilice el transporte público. El sistema comenzará a funcionar en la primera corona del área de Barcelona durante el segundo semestre del año 2016 y, progresivamente, lo hará en el resto de coronas hasta abarcar toda Cataluña en el año 2018.

T-Mobilitat es una tarjeta unipersonal que sustituirá gradualmente toda la gama actual de títulos de transporte. En el área de Barcelona, por ejemplo, hay actualmente unos 80 títulos, y con el nuevo sistema sólo quedará uno. Esta simplificación afectará también el sistema actual de las zonas tarifarias, que dejará de aplicarse tal como se hace ahora. El nuevo sistema también permitirá realizar bonificaciones para los usuarios que utilicen el transporte público con más frecuencia y bajar precios para desincentivar el uso de vehículos privados en caso de episodios de contaminación atmosférica.

 

¿Cómo se calculará el precio?

 

La nueva T-Mobilitat continuará utilizando el sistema de zonas tarifarias pero en relación al desplazamiento real que haga cada usuario. De este modo, el precio del transporte tendrá relación con el número de zonas del desplazamiento:

  • Si se utiliza un servicio urbano (Metro, Tranvía, Bus TMB, Bus CON y Bus AMTU) se validará en la entrada y se descontará el precio de una zona tarifaria.
  • Si se utiliza un servicio interurbano (FGC, Cercanías y Bus DGTM) se validará en la entrada (se descuenta el precio del número máximo de zonas de ese servicio) y se validará a la salida, por lo que se devolverá el importe de las zonas no consumidas.

Es un cambio del sistema tarifario integrado basado en favorecer la utilización del transporte público con descuentos por uso, donde el precio del transporte público estará adaptado a la movilidad real de cada ciudadano. Esto significa que el precio del transporte no será más caro, sino más justo. Se pagará lo que realmente se utiliza, lo que ahora no ocurre, por ejemplo en una tarjeta de T-50/30 en la que el usuario consume 42 viajes y ha pagado 50.

Además, a medida que aumente el uso, disminuirá el precio por viaje sin necesidad de adelantar el dinero. También se podrá recuperar el dinero invertido en caso de pérdida o sustracción del título de transporte.

 

Sistema de pago

Otro cambio importante será el sistema de pago. Si ahora se pagan todos los títulos antes de usarlos y se compran en lugares concretos (estaciones, estancos o quioscos…), con la T-Mobilitat el sistema de venta permitirá el prepago, el postpago (domiciliación bancaria), la recarga por internet y el pago por móvil cuando la tecnología lo permita.

 

¿Cómo funciona la T-Mobilitat técnicamente?

La nueva T-Mobilitat es un proyecto de investigación, desarrollo e innovación en el ámbito de la tecnología sin contacto (contactless) desarrollado expresamente para nuestro sistema de transporte. Está basado en tarjetas con chip de altas prestaciones, que se podrán recargar y en las que funcionarán también aplicaciones de movilidad.

Un sistema de alta seguridad, centralizado en la Autoritat del Transport Metropolità (ATM), garantizará que las transacciones realizadas con las tarjetas del sistema -validaciones o recargas-, desde los equipos remotos en las estaciones o en los autobuses hasta los sistemas centrales, sean correctos, íntegros y auditables.

 

¿Qué se hará con los datos que se reciban?

Con los datos de movilidad que recoja el nuevo sistema se mejorará la planificación y la gestión de la red de transporte público, al disponer de información precisa del uso de los diferentes servicios.

Proceso de implantación

El proyecto de T-Mobilitat se adjudicó por 58,1 millones de euros en el último trimestre de 2014 a la empresa SocMobilitat, formada por CaixaBank, Fujitsu, Indra y Moventia. SocMobilitat se encarga de la implantación del sistema pero el Área de Transport Metropolità (ATM) mantiene el control y la propiedad del mismo.

SocMobilitat está llevando a cabo el proceso de implantación de los equipamientos y sistemas necesarios, lo que implica la instalación de 14.000 terminales en pasos de control de acceso, máquinas de venta y recarga, equipamientos en autobuses y tranvías, taquillas, etc. Una vez finalizado, comenzará un periodo de pruebas para evaluar si las máquinas funcionan.

vía\http://web.gencat.cat/es/actualitat/reportatges/t-mobilitat/

Lilla-1024x682

Las obras del carril bici y peatonal que comunicará con Esplugues salen a licitación

Las obras del carril bici y peatonal que comunicará con Esplugues salen a licitación

Disparo de salida a la construcción del carril para bicis y para peatones que debe unir Barcelona y Esplugues de Llobregat. El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha iniciado la licitación de los trabajos que tendrán lugar en la avenida Diagonal y la B-23 con un precio de adjudicación de 991.000 euros.

El coste de los trabajos correrá a cargo de los dos ayuntamientos y de la AMB y se prevé que estén terminados en un máximo de doce meses. Esta fase forma parte del proyecto que pretende urbanizar los cinco kilómetros de la autopista B-23 y conectarla con la avenida Diagonal.

El objetivo de los municipios es dejar espacio para el tránsito de personas, bicicletas y transporte público. Actualmente, la B-23 es una vía rápida desde la salida de Barcelona y, a lo largo del tramo que pasa por estos municipios, no permite el acceso de peatones o el cruce de la vía, que separa Esplugues de Llobregat y Sant Joan Despí de Sant Just Desvern.

 

Vía/bcn.cat/obres/es

DSC_0144

REFORMA TU COCINA CON CRG

Reforma TU cocina: factores a tener en cuenta

Si hay una estancia de nuestro hogar que debe renovarse, ya sea tanto en imagen como en equipamiento, es la cocina. El uso diario, la evolución de los electrodomésticos y el deterioro de los nuestros, obligan a que llegue un día en el que debamos plantearnos una reforma de cocina.

En este punto deberemos tener en cuenta varios factores a la hora de plantear nuestra reforma de cocina, ya que es un trabajo que debe durar varios años y cometer el más mínimo error nos haría volver a hacer obras para corregirlo. Entonces ¿qué factores deben tenerse en cuenta a la hora de planear una reforma de cocina?

Distribución de la cocina

El primer factor a tener en cuenta en una reforma de cocina es como queremos que se distribuya la estancia, en el sentido de dónde ubicar los electrodomésticos, cuantos tramos de encimera utilizar o si queremos que sea abierta al salón o no.

Obviamente todo ello dependerá de nuestro gusto, superficie de la cocina y del nuestro presupuesto. Aún así, hay unos parámetros establecidos que nos pueden ayudar a elegir una correcta distribución. Por ejemplo, en estancias de superficie rectangular la distribución en forma de L es muy acertada, mientras que una distribución en forma de U es una gran opción en cocinas.

A su vez, en cocinas abiertas puede utilizarse tanto una distribución lineal, con todo el equipamiento ubicado en la pared, o una a dos frentes, añadiendo un tramo de encimera en frente del principal. Este último tipo es muy ventajoso, ya que dispondremos de más espacio para colocar los diferentes electrodomésticos además de ganar una barra de cocina, muy práctica para el día a día.

Capacidad de almacenaje

Sea cual sea la distribución por la que nos decantemos es importante pensar en habilitar una buena capacidad de almacenaje en nuestra reforma de cocina. En todos los tipos de distribución de cocina que hemos mencionado es muy sencillo disponer varios cajones y armarios a lo largo de la parte inferior de la encimera, que a su vez pueden ampliarse colocando módulos de armario en la parte superior.

Una buena capacidad de almacenaje es importante en el sentido de que actualmente se aboga por cocina visualmente limpias, en las que no haya demasiados objetos sobre la encimera o que no se deban colocar estanterías. Por ello, disponer de varios armarios contribuirá a que podamos tener nuestra cocina bien organizada y podamos almacenar los pequeños electrodomésticos y demás elementos sin que nos resten espacio de apoyo o de trabajo.

Vía | tureforma ( modificado por CRG)