Sin título

El Ayuntamiento emprende la obra más costosa del mandato

• Comienzan los trabajos para cubrir un pequeño tramo de la ronda de Dalt en Vall d’Hebron

A punto para la transformación. Las palmeras y el alumbrado se retirarán para levantar en su lugar el muro central de la futura cobertura (Inma Sainz de Baranda)

Sin ningún gran anuncio previo, esta noche empezarán los trabajos previos para ejecutar la cobertura de la ronda de Dalt en 180 metros a la altura del mercado de la Vall d’Hebron. Es el pistoletazo de salida de la obra más importante que finalizará el gobierno de Ada Colau durante este mandato. Los vecinos de Vall d’Hebron aprueban el inicio de los trabajos pero no están nada satisfechos con el Ayuntamiento de Barcelona. La inversión de 15 millones durante los próximos dos años no da para mucho. Lejos quedan los 400 millones prometidos por Xavier Trias antes de perder la alcaldía para cubrir prácticamente toda la ronda de Dalt.

Aquella idea “inasumible”, según la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, ha dado paso a “un proyecto viable que empezará a hacer realidad una prioridad para la ciudad”. Los representantes vecinales no comparten la opinión, lamentan que a este ritmo la cobertura de la vía en sus barrios se demorará durante décadas. Y ya llevan 25 años quejándose, desde que se inauguraron las rondas, cuando se atendieron las reclamaciones de cober¬tura en Nou Barris pero no en Horta-Guinardó.

Los vecinos de Vall d’Hebron aprueban el inicio de los trabajos pero no están nada satisfechos con el Ayuntamiento de Barcelona

Los trabajos previos para preparar la pequeña cobertura de 180 metros entre la avenida Jordà y el instituto Vall d’Hebron se realizarán desde hoy hasta el 22 de junio en horario nocturno, de 11 de la noche a cinco de la mañana. Consistirán en la retirada de las palmeras, el alumbrado, las señales y todos los elementos que hay en la mediana. Las 31 palmeras que hay en el tramo afectado se trasplantarán en Montjuïc. A la vez, se instalará el alumbrado provisional que iluminará la carretera hasta que finalicen las obras de cobertura a finales del verano que viene.

Los trabajos comportarán cortes parciales o totales –en función del día– entre las salidas 5 (Vall d’Hebron) y 6 (Vallcarca) en horario nocturno. Estas actuaciones no se espera que supongan ninguna afectación sobre los conductores. El equipo de mantenimiento de las rondas acostumbra a trabajar durante todo el año a esas horas, aplicando cortes y desvíos sin ningún efecto importante en la circulación.

Los trabajos previos para preparar la pequeña cobertura de 180 metros entre la avenida Jordà y el instituto Vall d’Hebron se realizarán desde hoy hasta el 22 de junio

Un mes después, el 20 de julio, dará inicio la segunda fase, la más importante. Hasta el 11 de septiembre está previsto que se trabaje en la cimentación y se levante el muro de apoyo central que el verano siguiente se convertirá en la base de la estructura que completará la cobertura. Las afectaciones viarias de julio a septiembre sí que serán importantes ya que en un tramo de 300 metros se eliminará el carril central en ambos sentidos durante las 24 horas del día. Mientras duren las obras habrá dos carriles por sentido. Aunque se ha programado en el momento del año con menos tráfico, los responsables de las obras son conscientes de que más de un día se pueden registrar atascos. El equipo de vialidad y mantenimiento de las rondas del Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) ya tiene a punto un dispositivo especial. “Se estará continuamente revisando la zona para evitar que haya obstáculos en la carretera y que los trabajos afecten a la circulación”, explica el director técnico de mantenimiento de la vía, Javier Navarro. Con todo, lanza un aviso claro: “Más vale que los conductores busquen rutas alternativas durante las obras”.

Algún conductor se enfadará entonces pero los que están muy molestos y preocupan al gobierno municipal son los vecinos del distrito. Las asociaciones de vecinos –excepto la de Sant Genís dels Agudells porque se ve afectada por los trabajos veraniegos– se han levantado de la mesa y no participan en la comisión de seguimiento. “El gobierno municipal ha hecho su propio proyecto y se ha cerrado a negociar”, lamenta Xavier Civit, presidente de la asociación de vecinos de Sant Genís. Toni Mateo, de Montbau, recuerda que “es una demanda histórica y fue la opción más votada en el proceso participativo del Plan de Actuación Municipal (PAM)”. Mateo y el resto de líderes vecinales han dado plantón al gobierno municipal en las últimas reuniones para mostrar su disconformidad. Lo único que le han conseguido arrancar al gobierno de Colau es el compromiso de cubrir en el siguiente mandato 320 metros más en el tramo que daría continuidad al que se va ejecutar ahora, hasta la calle Jericó. “Que vengan con un plan de etapas, un calendario y financiación para continuar las obras”, exige Mateo, cansado de escuchar promesas que luego no van a ningún sitio.

Un mes después, el 20 de julio, dará inicio la segunda fase, la más importante. Hasta el 11 de septiembre está previsto que se trabaje en la cimentación y se levante el muro de apoyo central
Los que más ilusión y ganas tienen ante la pequeña cobertura de 180 metros son los comerciantes del mercado de la Vall d’Hebron, situado justo en el punto en el que se encuentran los barrios de sant Genís dels Agudells, la Teixonera, Vall d’Hebron y Montbau. “Hay que empezar por algo, luego ya se continuará, pero si esperamos a que lo hagan todo de golpe nunca se hará nada”, valora con pragmatismo la portavoz de la junta de comerciantes del mercado, Nuria Pedro. La crisis se llevó por delante el proyecto de trasladar el mercado a la losa que hay delante del hospital Vall d’Hebron. Han sobrevivido gracias al aparcamiento subterráneo, a una aula gastronómica multipremiada y a la esperanza de una mejora que ahora llega. “Ahora por fin habrá un paseo que permita unir dos barrios y que los vecinos vengan a comprar”, celebra Pedro, con grandes expectativas puestas en las reformas del mercado, que se encuentra inmerso en una transformación completa mientras mantiene la actividad comercial. Las obras está previsto que acaben el verano que viene, a la vez que la cobertura de la ronda que tienen justo delante.

El gobierno espera tener este verano los anteproyectos del resto de tramos para actuar por fases en el futuro. Janet Sanz asegura que, cuando los tengan, convocarán a los vecinos “para presentarlos y abordarlo colectivamente”.PP, ERC y el grupo Demòcrata reclaman que se incrementen las partidas presupuestarias para cubrir la ronda. En la comisión de Urbanismo los populares volverán a pedir que se afronte una mayor cobertura. “Con Colau no habría habido ni rondas ni Juegos Olímpicos”, concluye el líder popular, Alberto Fernández.

/http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20170606/423216399758/ayuntamiento-obra-costosa-mandato-barcelona.html

Enlace a esta entrada
reformar cocina barcelona

¿Cómo elegir los muebles de la cocina?

Los muebles son la esencia de la cocina. ¿Cómo elegirlos sin equivocarse? Enumeramos los materiales del mobiliario de cocina más comunes con todos los pros y sus contras. También te ayudamos a elegir los acabados para suelos y encimeras y otros trucos de decoración.

Materiales de muebles de cocina, ¿qué tipos hay?

Mirando catálogos de muebles de cocina es probable que te empiece a dar vueltas la cabeza, ¡y es que hay muchos tipos de materiales y acabados! No te preocupes, te contamos la diferencia entre todos ellos para que aciertes en tu elección.

Empieza por distinguir entre el material del que están hechos los muebles en sí y el que los recubre. Es la combinación entre estos dos factores la que te hará acertar en tu decisión.

El material del que están hechos los muebles

Base de aglomerado. Compuesta de restos de maderas compactados con resinas o pegamentos. Es muy barata y presenta una gran variedad de colores y texturas. Los muebles de aglomerado sólo pueden ser lisos, sin marcos ni molduras. Asegúrate de que sea hidrófuga, es decir, resistente al agua, pues de lo contrario puede acabar por hincharse.

Los tableros DM o de fibra de madera prensada de densidad media, algo más caros que los de aglomerado pero también de más calidad. Encima de los tableros de DM va la laca, por lo que si se rallan puedes enmasillarlos de nuevo y reparar el golpe.

Tableros de madera maciza, hechos a partir de capas muy finas de madera maciza superpuestas. Son tan caros que algunos fabricantes ya ni los comercializan.

El material que recubre los muebles

Madera rechapada o madera maciza. Natural, elegante y atemporal, todo un clásico. Pregunta por los tratamientos que lleva la madera. Si es buena tendrá una gran resistencia.

PVC o polilaminados. Son folios de vinilos, lisos y de imitaciones de madera. Resisten mal al paso del tiempo y los cambios de temperatura pueden hacer que el vinilo se despegue. Otro contra es que las imitaciones de madera en vinilo pueden parecer también poco naturales.

Melaminas o laminados de baja presión (LPL). Es una opción económica y con buena resistencia al desgaste. La contra es que los acabados de los cantos de los muebles pueden no ser lo que esperabas. Con este material los acabados son sólo en mate.

Muebles laminados (o fornica): son una opción algo más cara pero también muy resistente al agua, al calor, los golpes o las ralladuras. El defecto es que sólo presentan superficies lisas.

Termoestructurados (con textura): es una opción ideal si quieres un mueble que parezca de madera maciza sin serlo. La textura final es rugosa.

Muebles lacados. Se hacen sólo con una base de tableros DM o de fibras de densidad media. Cuanto mejor sea la laca, más bueno será el mueble. Poco resistentes a los golpes pero se pueden reparar. Muy brillantes, casi como un cristal.

Muebles de aluminio o acero inoxidable. Estamos acostumbrados a ver este material en las cocinas profesionales, pero también puedes combinarlo en la tuya con otros acabados más naturales en madera o colores pastel más suaves.

¿Cómo elegir el material de la encimera?

En una cocina nueva necesitarás también una encimera para preparar las recetas más sabrosas. ¿Tienes claro qué material es el mejor para ti?

Madera: poner una madera como encimera puede servir para salir del paso pero no es recomendable ya que es un material demasiado sensible al agua y a los cambios de temperatura, además de que su superficie porosa permite que las manchas penetren fácilmente.
Lo mismo pasa con las encimeras laminadas (fornica). Son baratas pero no son una alternativa ideal a largo plazo.
Cuarzo compacto: es duro, difícil de rayar y resistente al agua pero no a las altas temperaturas de recipientes calientes que salen del horno o fuego.
Granito: es uno de los clásicos, caro pero duradero. Podrás apoyar directamente los utensilios calientes sin problemas. Su defecto: la poca variedad de colores y acabados; las manchas de aceite penetran y no se van.
Mármol: vuelve a ser tendencia por su gran elegancia. En negativo: se raya con facilidad y pierde brillo con el tiempo.
Corian: es la novedad con grandes posibilidades y la promesa de ser prácticamente inmune al paso del tiempo. Un 10 para los presupuestos más abultados.
Acero: las encimeras de acero son de lo mejor (y más caro) que hay en el mercado. No hay mancha, agua, calor o ácidos de uso común que puedan con este material. ¿Te animas a cocinar como todo un profesional?

Colores de muebles de cocina

Ya has elegido el material que quieres que tengan los muebles de tu nueva cocina, pero ¿y los colores? Para inspirarte lo mejor es que te decantes primero entre cocinas clásicas, modernas o románticas y luego tengas en cuenta otros factores propios del espacio como su tamaño, si tiene luz natural, el color del suelo o de las paredes…

Los muebles de una cocina clásica serán de colores neutros: tierra, grisáceos o crema. La consigna es que sea sencilla, fresca y atemporal. Si quieres una cocina clásica, apuesta por buenos materiales para que te dure años.

En una cocina moderna puedes atreverte con colores ácidos como el verde lima y los amarillos o naranjas. Si tienes espacio, no olvides colocar una isla en el centro. De lo más práctica tanto para cocinar como para comer…

Las cocinas románticas te permiten jugar con tu fantasía y tonos de colores pastel, rosas, verdes y azules. Son cálidas y acogedoras, ideales por igual para espacios amplios y pequeños.

Si tu cocina es grande y con luz natural, atrévete con algún toque negro. Si es pequeña asegúrate de tenerla siempre muy ordenada.

Cocinas en blanco

En los últimos años ha aumentado la tendencia de apostar por una cocina completamente blanca o bicolor combinada con tonos ácidos o negros.

El gris metalizado es también una buena alternativa para darle un toque de elegancia y luminosidad al espacio, igual que los detalles en madera si la intención es conseguir un ambiente más cálido y acogedor.

/https://www.zurich.es/es-es/blog/articles/2017/05/como-elegir-muebles-cocina

reforma chalet masnou final 3

Las viviendas que necesitan una reforma son 52.285 euros más baratas que las de obra nueva

A la hora de adquirir una vivienda, muchos potenciales compradores se plantean si es mejor decantarse por un inmueble de obra nueva o uno de segunda mano a reformar. Según el portal, pisos.com, lo más rentable sería invertir en propiedades que necesitan una reforma, pues implica un ahorro medio de 37.052 euros.

Mientras que el precio de una vivienda tipo de 90 metros cuadrados de obra nueva asciende a 190.800 euros2, el de un inmueble de segunda mano para reformar es de 138.515 euros1, lo que dejaría un remanente para costear las obras de 52.285 euros. Teniendo en cuenta que el precio medio de una reforma integral es de 15.233 euros4, el ahorro es considerable. Además, se trata de un sector que ha abaratado ligeramente sus precios respecto al año pasado, cuando el coste de una gran reforma rondaba los 16.523 euros4, siendo en 2017 un 8% más barato.

Respecto al año pasado, destaca el hecho de que el precio de la vivienda de obra nueva tipo ha registrado un incremento del 3,31% frente al de la vivienda de segunda mano por reformar, que solo ha aumentado su precio un 0,17%. Teniendo en cuenta, además, que en 2017 es más barato acometer obras, el presupuesto para la reforma es un 13% mayor respecto a 2016. Por otro lado, tras la rehabilitación, el sobrante con el que se quedaría el comprador de esa vivienda usada ya reformada frente a una de obra nueva también aumenta frente al año pasado, concretamente un 24% (7.177 euros).

Según el director general de pisos.com, Miguel Ángel Alemany, “aunque el número de grandes reformas se ha reducido en lo que llevamos de año respecto a 2016, lo cierto es que la vivienda de segunda mano representa un gran ahorro para el bolsillo del potencial comprador, y por ello le animamos a perder el miedo a iniciar obras en casa”. En este sentido, el responsable asegura que “además del ahorro, hay que considerar que los pisos para reformar suelen estar en ubicaciones más céntricas, con un mejor acceso a los servicios públicos, y esto aporta un valor añadido muy importante al inmueble”.

Cataluña se postula como la comunidad autónoma más rentable a la hora de invertir en vivienda de segunda mano. En esta región, una vivienda nueva tipo cuesta 284.480 euros frente a los 160.710 euros que cuesta una usada pendiente de actualización. El remanente para hacer obras sería de 124.050 euros, una cifra superior al precio medio de una vivienda de obra nueva en algunas comunidades. Las siguientes autonomías que arrojan las mayores diferencias y, por tanto, los mayores ahorros, serían Aragón (64.270 euros), Madrid (45.702 euros) y Castilla-La Mancha (42.157 euros).

En contrapartida, en las comunidades autónomas de País Vasco, Navarra, Cantabria y Baleares el precio medio del metro cuadrado de la vivienda de segunda mano supera el de la obra nueva. Así, la diferencia de precio más notable se da en la primera, en la que el precio de una vivienda usada tipo de 90 metros cuadrados se sitúa en 256.847 euros, mientras que la obra nueva cuesta 227.280 euros, siendo la diferencia de -28.967 euros. Le siguen Navarra (-24.141 euros), Cantabria (-10.933 euros) y Baleares (-3.966 euros).

Respecto al año pasado, la mayoría de las comunidades autónomas han visto disminuido su remanente para reformas, especialmente en el caso de Baleares (-18.276 euros), Canarias (-17.008 euros) y Extremadura (-10.132 euros). Sin embargo, algunas regiones como Madrid (40.932 euros), Castilla-La Mancha (20.917 euros) y Aragón (8.920 euros) han incrementado su fondo de reserva disponible para reformas.

/https://www.invertia.com/es/-/las-viviendas-que-necesitan-una-reforma-son-52-285-euros-mas-baratas-que-las-de-obra-nueva

IMG-20160605-WA0032

Errores comunes en primeras reformas

Comprar y renovar una propiedad es uno de los proyectos más grandes en él que embarcarse, y también uno de los más costosos, en todos los sentidos. Muchos nuevos propietarios subestiman la cantidad de tiempo, trabajo y dinero que se necesita para reformar una propiedad, especialmente si esta es su primera vez.

Durante el proceso de renovación de la vivienda pueden cometerse muchos errores que acaban pasando factura, agotando el presupuesto, la paciencia y las ganas de volver a repetir la experiencia.
Si estás apunto de embarcarte en un proyecto semejante, estos son los errores más comunes que pueden acabar haciéndote repetir ‘una y no más’ hasta el fin de las obras, si es que estas tienen final.

Error nº 1. No fijar un presupuesto

Cuando entras por primera vez en tu nuevo hogar, empiezas a soñar despierto: baños de mármol, suelos de parquet espigado, griferías doradas… Pero sin dejar de soñar determina también cuanto te puedes gastar.
Haz una lista de todos los trabajos de renovación necesarios y calcula cuanto te va a costar cada uno de ellos. Establece prioridades según su urgencia y tu propio presupuesto de reforma. No hagas números aproximados. Pide presupuestos de mano de obra, busca el precio exacto de materiales, compara precios y haz una estimación de costes lo más exacta posible.
Una vez fijado un presupuesto de reforma añade una pequeña reserva para posibles imprevistos ¡nunca se sabe en que estado están las cañerías hasta que no se levantan los azulejos!

Error nº 2. No invertir suficiente en cocina y baños.

Cocina y baños absorberán la mayor parte del presupuesto de reforma. Por ello, podemos sentirnos fácilmente tentados a realizar pequeños arreglos cosméticos que ayuden a mejorar su aspecto sin tragarse una gran parte del presupuesto. Unos meses más tarde acabaremos arrepintiéndonos de haber pintado azulejos, armarios de cocina o sanitarios, en lugar de haberlos sustituido por unos nuevos.
La cocina y los baños son las dos zonas de la casa que más influyen en la decisión de compra o alquiler de una propiedad. Para maximizar el potencial de tu vivienda de cara a una futura venta, destina la mayor parte de tu presupuesto a renovar estos espacios. Reemplaza todo aquello que no esté en buen estado o haya quedado anticuado, por materiales y acabados duraderos que resistan el paso del tiempo.

Los clásicos azulejos ‘subway’ blancos y rectangulares son una opción económica para alicatar cocinas y baños, y conseguir un look atemporal.

Error nº 3. Dejarse llevar por tendencias o gustos personales

Si deseas vender o alquilar la casa en el futuro, sujeta tu lado creativo. Puede que te encanten esos azulejos rosas para el baño, o esas puertas de armarios de cocina en rojo, pero estos diseños no son del gusto de todo el mundo.
Si quieres inyectar personalidad y originalidad a tu hogar, no lo hagas a través revestimientos, puertas, suelos y otros elementos que no puedan sustituirse con facilidad, sino a través del mobiliario y decoración.
Resístete también a las tendencias actuales de diseño, ya que estas pueden pasarse de moda rápidamente. Apuesta siempre por materiales y diseños atemporales que resistan el paso del tiempo y de las modas.

El blanco es un apuesta segura en decoración que nunca pasa de moda. Para añadir contraste se puede completar el look con materiales naturales, como la madera o la fibra, o añadir color y textura mediante textiles o elementos decorativos.

Error nº 4. Ahorrar en mano de obra

Otro error común en primeras reformas es intentar ahorrar en mano de obra haciendo nosotros mismos ciertos trabajos de renovación o dejándolos en manos no expertas.
Sí, ya sé que hacerlo tú mismo proporciona también una gran satisfacción personal. Al fin y al cabo, pintar paredes, montar la cocina o alicatar los baños parecen trabajos no excesivamente complicados con los que cualquiera puede atreverse. Pero un profesional cuenta con el conocimiento, la experiencia y las herramientas necesarias para conseguir el mejor resultado posible, minimizando errores. No contratar a un profesional especializado en determinados tipos de trabajo, tales como fontanería, alicatado, electricidad, etc, puede acabar en desastre estético o error caro.
En lugar de intentar hacerlo tú mismo, emplea tu tiempo y energía en coordinar los trabajos de reforma. Asegúrate de que los materiales llegan a tiempo y en la cantidad correcta, que la mano de obra está ahí cuando se la necesita, y que todos los trabajos se ajustan al presupuesto establecido.

Error nº 5. Ignorar la eficiencia energética

Otro error común en primeras reformas es no invertir en cambios que puedan ayudar a optimizar el ahorro de energía de la propiedad. A simple vista parece que estos cambios puede encarecer la reforma, pero son en realidad una inversión en ahorro energético a medio y largo plazo.
Cambiar ventanas por otras de doble acristalamiento, instalar un termostato para la calefacción o escoger electrodomésticos de alta eficiencia energética, no sólo pueden ayudar a ahorrar en el gasto de energía en casa, sino que además pueden hacer un hogar más cómodo y habitable, y también más atractivo de cara a su futura venta.

Ventanas de doble acristalamiento proporcionarán un aislamiento térmico adecuado, ayudando así a ahorrar en consumo de energía.

Error nº 6. Desconocer la legislación

Una reforma que no tenga los permisos adecuados o se ajuste a las normas establecidas puede acabar en una desagradable visita a los tribunales. Reformar un piso dentro de una comunidad de propietarios suele conllevar todo tipo de quejas, conflictos y dolores de cabeza. Pero alterar los elementos externos de la propiedad, reorganizar la distribución interior y otros tantos cambios en la vivienda pueden agraviar los estatutos de la propiedad de vecinos y costar muy caro.
Si no quieres pasar horas investigando que regulaciones afectan a tu reforma, contrata a un arquitecto o un constructor que conozca bien la legislación, y determine que cambios estructurales y estéticos pueden y no pueden hacerse, dentro y fuera de la vivienda, así como que permisos de obra son necesarios para evitar denuncias y disgustos mayores.

/http://www.fotocasa.es/blog/hogar/reformar-por-primera-vez

DSC_0160

10 reformas clave para hacer que tu casa valga más

Reformar una vivienda revaloriza su valor y aumenta sus posibilidades de venta porque, si está en buen estado y actualizada, es más fácil de vender. En la tasación de un inmueble, el estado de conservación es fundamental para incrementar el precio. Una vivienda reformada puede revalorizar su precio entre un 10% y un 15% más el valor de la reforma, según los profesionales, pero no todas las actuaciones tienen el mismo valor. Estas son las reformas que más revalorizan la vivienda.

1. Pintar paredes y arreglar suelos

Se trata de actuaciones necesarias cuando se quiere poner la vivienda en el mercado para su venta. Pintar las paredes es una mejora estética cuya finalidad es causar una buena impresión en la primera visita. “Toda inversión cuyo fin sea mejorar la primera impresión de la casa le confiere un valor de mercado superior al promedio”, apunta Gonzalo Robles, CEO de Uxban. En el caso de los suelos, es mejor conservar la tarima de madera de una vivienda antigua con un lijado y barnizado, “cuando no se puede recuperar es mejor colocar tarima flotante”, explica Carmen Mª de la Rubia, directora técnica de Reformadisimo.

2. Cambiar la distribución

Los pisos con habitaciones pequeñas, muchos metros de pasillo y un solo baño están desfasados. Cambiar la distribución de la vivienda para adaptarse al número de habitaciones y baños que se demandan ahora revaloriza mucho la vivienda. Las viviendas actuales optimizan mejor el espacio con la eliminación de pasillos para dar más metros al salón y a las habitaciones. “Está de moda unificar los espacios y las cocinas americanas abiertas totalmente al comedor-salón”, según Vips Reformas.
Añadir baños es otra mejora que se realiza para actualizar las viviendas. “Si la vivienda tiene una sola habitación con un baño es suficiente, pero si tiene dos o tres dormitorios hay que sacar dos baños por lo menos”, apuntan en Reformadisimo. La inversión se rentabiliza si se ha realizado de acuerdo a la ubicación de la vivienda. “El tiempo de venta o alquiler se puede reducir a días y realizar las transacciones con sobreprecios de hasta el 25%”, según el CEO de Uxban.

3. Actualizar la cocina

Actualizar la cocina implica generalmente un cambio integral que afecta a los alicatados, suelos, muebles, electrodomésticos e iluminación. “La inversión media para reformar una cocina de tamaño medio ronda los 5.000 euros con calidades medias. La cocina revaloriza mucho la vivienda y puede influir mucho en la decisión de compra de una casa” apuntan en Vips Reformas.
Una reforma actual es abrir las cocinas al salón total o parcialmente poniendo cerramientos de hierro y vidrio. “El cambio de instalaciones, alicatado con cerámicos, cambio de muebles y electrodomésticos puede costar desde 750 €/m2, aunque varía mucho según la calidad de los elementos”, afirma la directora técnica de Reformadísimo.

4. Renovar el baño

Cuando el presupuesto es muy limitado, Robles aconseja la reforma de los cuartos húmedos como primera inversión. La actualización de las instalaciones de agua y la sustitución de sanitarios en el caso de los baños. La revalorización está en función de la ubicación de la vivienda y los precios de cada mercado inmobiliario, “por ejemplo, en Barcelona, una reforma en baños y cocina de 15.000 euros en Usera tiene menos margen y rentabilidad que en Almagro”.
La reforma más demandada en el baño es la sustitución de la bañera por ducha, para hacerla más accesibles, con un precio medio de 1.000 euros. Cuando se trata de modernizarlo con cerámicos de gran tamaño y sanitarios nuevos, los precios parten desde 2.500 euros y aumentan según los materiales utilizados.

5. Cerrar la terraza

La superficie cerrada es un 80% más cara que la terraza, por lo que cerrarla e incorporarla a la vivienda revaloriza su valor al ampliar el espacio útil. Un cerramiento de aluminio o PVC con buen aislamiento ronda los 2.000 euros. “Al coste del cerramiento hay que sumar la demolición de la fachada, enrasado del suelo, falsos techos e iluminación y además se necesita licencia municipal”, destacan en Reformadísimo.
Sin embargo, las vistas de la terraza también pueden revalorizar la vivienda, por lo que en algunos casos no es recomendable el cerramiento. “El metro cuadrado de una buena terraza con vistas despejadas en un barrio premium pueden duplicar el valor del metro cuadrado interior de la vivienda”, matizan en Uxban. En cuanto a los precios del cerramiento pueden ir desde un mínimo de 1.500 euros hasta 5.000 euros.

6. Cambiar las ventanas

Con el cambio de las ventanas es necesario mejorar el aislamiento térmico y acústico para que la vivienda se revalorice. Su presupuesto varía según los materiales empleados, pero desde Reformadisimo apuntan que “un buen cerramiento puede suponer un 10-15% del total de la inversión de la reforma, aunque es una de las inversiones más rentables por el ahorro en calefacción”.
Sustituir las ventanas en una vivienda de 100 metros supone una inversión mínima de 5.000 euros. “Una buena ventana con rotura de puente térmico y vidrios acústicos, bajo emisivos y con cámaras de aire de mínimo 14 mm, a pesar de ser más cara, aporta un bienestar interior que incrementa el valor de la vivienda muy por encima de la inversión”, señala Robles.

7. Aumentar el espacio de almacenaje

Una manera de aumentar el espacio de almacenaje en las viviendas es construyendo armarios empotrados en lugar de poner armarios exentos. Los armarios empotrados mejoran las viviendas porque aprovechan bien el espacio y los huecos vacíos. “Además no pasan de moda, porque un cambio de puertas y una nueva distribución del espacio interior actualiza el armario”, destacan en Vips Reformas.

8. Introducir sistemas de domótica

La domótica no entra en las prioridades de los propietarios cuando reforman la vivienda, por la inversión que requiere, aunque una vivienda inteligente tiene mayor valor. Los elementos más habituales que se incorporan son los termostatos inteligentes para el control de la calefacción o las persianas eléctricas que se abren y cierran en función de la luz exterior.
No obstante, la tecnología ha facilitado que se incorporen sistemas domóticos más fácilmente en las viviendas a través del wifi. “Una instalación domótica requería una planificación exhaustiva, cableado e inversión. Gracias a los dispositivos wifi, hoy puedes manejar la calefacción y aire acondicionado de tu casa desde cualquier lugar del mundo por menos de 400 euros”, señala Robles.

9. Reforma integral

En una reforma integral lo que más valor aporta a la vivienda es la redistribución del espacio habitable, con el salón y comedor en un único espacio, dormitorios con vestidor y baño en suite y cocinas abiertas a la zona de estar. “Con estas reformas se optimiza y moderniza la distribución y suponen una revalorización de la vivienda entre 500 y 1.000 €/m2 dependiendo de los materiales”, apunta De la Rubia.

El presupuesto medio de una reforma integral está en los 400 €/m2, pero “esta reforma puede incrementar el precio de venta de la casa en más del 25% del precio antes de la rehabilitación”, según Vips Reformas. El presupuesto, no obstante, debe ajustarse a la localización del inmueble y su uso. “En barrios muy demandados podemos alcanzar los 1.000 €/m2 mientras que en zonas humildes una reforma integral no debería suponer más de 500 €/m2”, matizan desde Uxban.

10. Calcular el presupuesto

Antes de plantear la reforma, los profesionales aconsejan analizar el precio del metro cuadrado de la zona de las viviendas rehabilitadas y sin rehabilitar. “En la reforma hay que invertir el 50% de esa brecha entre ambos precios para tener un margen de beneficio y un 100% de rentabilidad”, señalan en Uxban. “En un barrio medio alto, si la diferencia de precio entre sin reformar y reformado de calidad es de 1.500 €/m2, un presupuesto de 750 €/m2 es adecuado y coherente”. Para vender mejor la vivienda se recomienda hacer una reforma media, con cocina y baños reformados, una mano de pintura y arreglo del suelo lo que se llama “un lavado de cara”, aconsejan en Vips Reformas.

/www.pisos.com